Azúcar, un asesino letal

«El cáncer se alimenta de azúcar». En 1931, el descubrimiento le valió un Premio Nobel de Medicina al alemán Otto Wargburg, quien se dio cuenta de que las células cancerígenas usan la glucosa como carburante. La depresión, la migraña, la hipertensión, la diabetes, la ansiedad, las cataratas, y el desbalance hormonal son algunas de las consecuencias debido a esta sustancia.

Un estudio publicado en la Public Library of Science (PLOS), resalta un experimento realizado con ratas sobre el azúcar y la cocaína. Se le suministró cocaína a las ratas hasta que éstas se hicieron dependientes. Una vez dependientes, los investigadores les ofrecían la opción de elegir entre seguir recibiendo cocaína o cambiarla por azúcar. Sorprendentemente el 94% de las ratas eligieron el azúcar, incluso cuando éstas tenían que hacer un esfuerzo extra para conseguirlo.

Los fabricantes de comida basura conocen perfectamente el funcionamiento del cerebro. Por ello, sobrecargan todos sus productos con azúcar para aumentar su consumo y, por supuesto, sus beneficios.

¿Por qué no se advierte del consumo responsable del azúcar?

¿A qué se debe el silencio de la OMS (Organización Mundial de la Salud)? ¿Y los gobiernos?

¿Por qué no hay campañas de concienciación en contra de esta adicción?

¿Qué futuro tienen nuestros hijos con esta alimentación basura?

1 comentario en “Azúcar, un asesino letal

Deja un comentario